COTIZACIÓN CO2 Cierre del 23-05-2024 74,21 €/T

Reducción en la UE de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2040

Europa en 2021 aprobó la Ley Europea del Clima, en la que fijaba el objetivo de alcanzar la neutralidad climática en 2050, y aumentaba el objetivo europeo intermedio de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de un 40% a un 55% neto para 2030 respecto a 1990. En la Comunicación recientemente publicada la Comisión Europea recomienda una nueva ambición intermedia de reducir un 90 % neto las emisiones en 2040 con respecto a los niveles de 1990. Para conseguir esta reducción del 90%, el nivel de emisiones restantes de la UE en 2040 debería ser inferior a unos 850 millones de toneladas de carbono (MtCO2) y las absorciones de carbono procedentes de la atmósfera a través de las absorciones de carbono por uso de tierras y tecnologías industriales, deberían alcanzar alrededor de 400 MtCO2. El establecimiento de un objetivo climático para 2040 ayudará a la industria, los inversores, los ciudadanos y los gobiernos europeos a tomar decisiones de inversión y consumo que mantengan a la Unión Europea (UE) en el buen camino para alcanzar su objetivo de cero emisiones en 2050. Enviará señales importantes sobre cómo invertir y planificar eficazmente a largo plazo, minimizando los riesgos de activos obsoletos. También impulsará la resiliencia de Europa frente a futuras crisis energéticas y, en particular, reforzará el objetivo de UE de incrementar su independencia energética frente a las importaciones de combustibles fósiles, que representaron más del 4 % del PIB en 2022, generando importantes ahorros. Todo ello provocará además importantes beneficios en cuanto a costes y efectos humanos derivados del cambio climático. Esta comunicación es el punto de partida sobre el que tendrá que pivotar la nueva estrategia de la UE en el próximo mandato. En esta legislatura se lanzó un amplio paquete legislativo ‘Fit for 55’, con el que Europa ha reformado y puesto en marcha políticas medioambientales encaminadas a lograr el primer objetivo intermedio de reducción de emisiones al 55% en 2030. De cara a lograr ese nuevo objetivo a 2040, el conjunto de regulaciones deberá dotarse de mayor ambición antes de que comience la nueva década.

Seguir leyendo noticia en Ecoticias