SALA DE PRENSA

Ribera carga contra la congelación del impuesto de matriculación: «Es un regalo demagógico»

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha considerado un «regalo demagógico» la congelación de la subida del impuesto de matriculación para este año conseguida ayer en el Congreso de los Diputados por la oposición del Gobierno.

En la sesión de control al Ejecutivo en la Cámara Baja, Ribera ha subrayado que este tipo de regalos «no son buenos ni para la industria ni para los consumidores». Ha destacado también que las normas europeas obligan a que los coches no emitan más de 95 gramos de CO2 por kilómetro recorrido. «Algunos grupos parlamentarios han decidido regalar la matriculación hasta los 145 gramos», ha añadido.

Además, ha dicho que la fiscalidad de la energía es «un tema sensible para las economías domésticas y la industria», así como para las señales que se quiere mandar a la sociedad.

Este martes, la oposición derrotó en el Congreso de los Diputados al Gobierno y logró la congelación de la subida de facto prevista para este año en el impuesto de matriculación, al aprobar una enmienda impulsada por el PDeCAT en la nueva Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal.

La enmienda fue aceptada con votos del PP, Vox, Esquerra Republicana, Ciudadanos, el PDeCAT y el PRC. El PSOE y Unidas Podemos votaron en contra y el PNV se abstuvo. La propuesta incluida finalmente en el proyecto que sale del Congreso rumbo al Senado mantiene inalterada la tributación prevista a partir de este año, de modo que cada vehículo tenga exactamente la misma carga fiscal que en 2020, pese a la nueva medición de emisiones de dióxido de carbono (CO2) con el nuevo procedimiento WLTP.

El partido catalán propuso que los modelos que emiten menos de 144 gramos de dióxido de carbono (CO2) por cada kilómetro recorrido no paguen el impuesto de matriculación, mientras que en la actualidad están exentos de abonar esta tasa los coches que emiten menos de 120 g/km.

También modifica el resto de escalones, ya que los vehículos que emiten entre 144 y 192 gramos de CO2 pagarían un 4,75% de este impuesto (120-160 gramos en la actualidad), mientras que un 9,75% lo abonarían aquellos clientes que optasen por automóviles que emiten entre 192 y 240 gramos de CO2 (ahora está en los 160-200 gramos). El último tramo, a pagar por aquellos vehículos que expulsen más de 240 gramos, sería del 14,75% (en la actualidad pagan este porcentaje los que emiten más de 200 gramos de CO2 por kilómetro).

Recibo de la luz

Por otro lado, en lo referente a las medidas para abaratar el recibo de la luz, la ministra ha indicado que el Gobierno está trabajando en la penetración de las renovables, así como en «el impulso de la eficiencia energética y la electrificación», como vías para ello.

A este respecto, ha afirmado que el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE), que llevará en las próximas semanas el Ejecutivo al Congreso, permitirá abaratar el recibo de la luz en cinco años un promedio del 12%. Asimismo, ha señalado que el Gobierno también trabaja en medidas referentes al funcionamiento del mercado, con el fin de que el CO2 y el gas «no generen un incremento» en los precios de todas las tecnologías.

Fuente: Cinco Días