SALA DE PRENSA

Nuevo cambio en el impuesto de matriculación de vehículos

El Congreso ha aprobado congelar la subida que sufrió el tributo el pasado 1 de enero a consecuencia de la entrada en vigor de la referencia WLTP para calcular los tramos

La Comisión de Hacienda del Congreso ha aprobado una enmienda del PdeCat -con el voto favorable de PP, Vox y ERC- que revierte la subida del impuesto de matriculación producida a principios de año como consecuencia de la entrada en vigor de la nueva normativa comunitaria de medición de consumo y emisiones basadas en el ciclo WLTP (Worldwide Harmonised Light Vehicle Test Procedure). La enmienda se ha incluido en la Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, que todavía tiene que pasar el trámite del Senado.

Dicho procedimiento de homologación se empezó a aplicar en Europa el 1 de septiembre de 2018 en sustitución del antiguo NEDC con el objetivo de realizar cálculos más realistas tanto del gasto de combustible de los vehículos como de sus valores de CO2; sin embargo, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo estableció un régimen transitorio para que este ciclo se activara en nuestro país el 1 de enero de 2021.

La principal diferencia entre el extinto NEDC y el vigente WLTP es que este último se basa en datos de conducción reales y refleja mejor el consumo en carretera a partir de someter a los vehículos a pruebas de conducción más exigentes. Y esto comporta que las cifras de CO2 obtenidas con el ciclo actual sean mayores que las conseguidas con el anterior, lo que afecta directamente a la tributación del impuesto de matriculación, calculado por tramos de emisiones. Así, el grueso de los turismos registrados desde principios del corriente ejercicio pagan más que antes, lo que ha levantado las quejas del sector, muy tocado por la crisis de coronavirus.

La principal diferencia entre el extinto NEDC y el vigente WLTP es que este último se basa en datos de conducción reales y refleja mejor el consumo y las emisiones

En realidad no es que el Gobierno haya subido el impuesto de matriculación sino que, al tomar como referencia los datos WLTP -que, como hemos dicho, son más elevados de los del anterior NEDC-, hay menos ejemplares que quedan exentos de pagarlo y otros que saltan de tramo. Actualmente, se libran del impuesto los vehículos que expulsan hasta 120 gr de CO2 por km; los que emiten entre 121 y 160 g/km abonan un 4,75%; los que se sitúan entre los 161 y 200 gramos deben pagar un 9,75%; mientras que aquellos que superan esa cifra están gravados con un 14,75 %.

En 2020, en torno al 70 % de los vehículos nuevos que se matricularon en España estuvieron exentos de pagar el tributo por emitir menos de 120 g/km de CO2. En cambio, durante el primer cuatrimestre del presente ejercicio solo han dejado de abonarlo el 35,7 %, según datos de la Agencia Tributaria.

Desde la patronal de fabricantes Anfac se había pedido la prórroga de la entrada en vigor del nuevo sistema de homologación para evitar la subida de precios que ha provocado. Otra solución era hacer lo mismo que Francia o Portugal, es decir, incrementar un 20% los valores de referencia de los tramos.

En esta última línea se sitúa la propuesta del PdeCat, que eleva a 144 g/km las emisiones a tipo 0; hasta 192 g/km las emisiones gravadas al 4,75 %; hasta 240 g/km las gravadas al 9,75 %; y a partir de 240 g/km las que llevan un gravamen del 14,75 %.

La propuesta del PdeCat eleva a 144 g/km las emisiones que quedan exentas de pagar el impuesto de matriculación

El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos (Ganvam), Raúl Palacios, ha aplaudido la aprobación en el Congreso de la modificación de los tramos del impuesto de matriculación para adaptarlo al nuevo sistema de medición de emisiones (WLTP) que entró en vigor en enero. «Si el Senado lo aprueba, favorecerá al consumidor y contribuirá a reactivar la demanda», ha subrayado Palacios, quien, no obstante, ha reclamado la puesta en marcha de una estrategia largoplacista para incentivar la movilidad sostenible y mejorar la calidad del aire sin añadir más presión impositiva al sector.

El portavoz del PdeCat, Ferran Bel, ha explicado que espera que el cambio en el impuesto esté aprobado antes de final de junio tras el paso de la ley por el Senado, donde ya una mayoría sacó adelante en enero una proposición no de ley en ese sentido, por lo que ahora se podrá «reproducir el voto» de nuevo para esta aprobación.

Bel ha indicado que no habrá devoluciones a quienes han abonado este impuesto durante este medio año, pero sí que se evitará esta carga fiscal a partir de este verano, al tiempo que ha recordado que es un gravamen para «el mismo vehículo con la misma carga de emisiones» que hasta el 31 de diciembre pasado.

Fuente: La Vanguardia