SALA DE PRENSA

Ribera afirma que los objetivos climáticos de EEUU generan una dinámica distinta

La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha valorado positivamente este jueves el anuncio de Estados Unidos de alcanzar la neutralidad en las emisiones de carbono para 2050, ya que “genera una dinámica distinta en el contexto internacional”.

El presidente estadounidense confirmó su plan de reducir «a la mitad» en su país las emisiones de efecto invernadero -entre un 50 y un 52 %- para 2030, durante el comienzo de la Cumbre de Líderes sobre el Clima a través de una conferencia virtual organizada por la Casa Blanca, que cuenta con la participación de cuarenta dirigentes internacionales entre los que figura el presidente del Gobierno Pedro Sánchez.

Para Ribera, se trata de un compromiso que “merece ser acogido por parte de todos con gran satisfacción” al recordar que aún existen “muchos grandes emisores que no han actualizado sus compromisos”.

Además, la ministra y vicepresidenta cuarta del ejecutivo español ha recordado que este anuncio se suma al acuerdo europeo proclamado esta semana entre Parlamento, Consejo y Comisión para incrementar la ambición de la UE, “a la espera de otros anuncios similares en los próximos días”.

Respecto a la Cumbre de Líderes organizada por Biden, considera que se trata de un “síntoma claro de su convicción sobre por qué la agenda climática debe estar en el centro de la agenda política internacional”, así como en el conjunto del debate económico, empresarial y financiero.

En su opinión, el encuentro responde a una demanda y a una “presión insistente” por parte de los propios ciudadanos y empresas de EEUU, que “consideraban que no contar con un marco adecuado puede significar que su economía quede desfasada”.

En este sentido, Ribera ha indicado que el cambio climático se ha convertido en «la principal amenaza» económica y social para sus habitantes, por lo que “no tiene sentido que quien todavía se considera una potencia de gran tamaño no sea un actor responsable en la construcción de consensos globales”.

Respecto a la UE, ha defendido que se encuentra en posición de “seguir construyendo puentes” y que su participación en dicha cumbre implica tanto a las instituciones comunitarias como a los distintos países cuyos líderes “estarán presentes de una manera constructiva”.

Fuente: El Periódico de la Energía