SALA DE PRENSA

Las emisiones de gases de efecto invernadero en España aumentaron un 3,5% en 2015 respecto a 2014, según el INE

Las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) aumentaron un 3,5 por ciento en 2015 y alcanzaron los 338,6 millones de toneladas de CO2 equivalente, según las ‘Cuentas Ambientales. Cuentas de Emisiones a la Atmósfera’ que publica este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De estos gases, dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O), las emisiones de CO2 aumentaron un 6,4 por ciento en 2015 respecto a las de 2014; las de metano, un 2,3 por ciento y las de óxido nitroso crecieron un 0,8 por ciento.

La Contabilidad Medioambiental es una operación estadística que permite integrar la información ambiental de forma coherente en el sistema central de cuentas nacionales según la metodología de Naciones Unidas.

Así, de acuerdo con esta contabilidad ambiental, las emisiones de CO2 fueron las que más contribuyeron a incrementar la tasa de variación anual, ya que aportaron 5,102 puntos a este aumento. Por el contrario, otros GEI, las de hidrofluorocarbonos (HFC), perfluorocarbonos (PFC) y hexafluoruro de azufre (SF6) se redujeron en un 36 por ciento y tuvieron la mayor influencia negativa (-1,864 puntos).

Sin embargo, de manera desglosada, las emisiones de PFC fueron las que más aumentaron en 2015, con un 37,3 por ciento, mientras que las emisiones de HFC fueron las que más se redujeron, un 37,6 por ciento.

ENERGÍA Y SERVICIOS LAS QUE MÁS SUBEN

Por sectores, los que más aumentaron sus emisiones fueron el de suministro de energía (eléctrica, gas, vapor, aire acondicionado y agua), con un 14,1 por ciento, y otros servicios, el 11,9 por ciento. Por su parte, los hogares subieron un 3,6 por ciento sus emisiones, frente al sector de industrias extractivas, que fue el que más redujo sus emisiones, en un 59,7 por ciento.

De acuerdo con la estadística del INE, de estas emisiones de GEI que alcanzaron las 338.631 toneladas de CO2 equivalente (tCO2e) el 25,2 por ciento se debieron al suministro de energía (85.426,1 tCO2e); la industria manufacturera, un 24,3 por ciento y los hogares, un 21,1 por ciento.

Mientras, las mayores cantidades de CO2 emitidas en 2015 se debieron principalmente a la industria manufacturera, 76,2 millones de toneladas; al suministro de energía, 74,1 millones de toneladas, y hogares el 66,7 millones de toneladas. En su conjunto estas representan el 77,7 por ciento del total de emisiones de CO2 a la atmósfera.

Por otro lado, la agricultura, ganadería, selvicultura y pesca emitió “las mayores” cantidades de metano y óxido nitroso en 2015, con un total de 19,9 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente de metano (61,8% del total), de las que el 61% procedieron de la ganadería y 12,8 millones de tCO2e de óxido de nitroso (77,1%), y de estas, el 51,2 por ciento se debieron a la agricultura.

Las cuentas ambientales informan por primera año sobre las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y de partículas PM10. Las primeras incluyen tanto al monóxido de nitrógeno (NO) como al dióxido de nitrógeno (NO2). Las emisiones de NOx llegaron a 955,1 miles de toneladas de dióxido de nitrógeno equivalente en 2015, es decir, un 2,3 por ciento más que en 2014.

De estos, las mayores cantidades de NOx se debieron a la agricultura (220,2 miles de tNO2e); al transporte y almacenamiento (205,8) y a los hogares (184,5), de modo que, en su conjunto estos tres sectores representaron el 63,9 por ciento del total.

Respecto al sector de la agricultura, ganadería, selvicultura y pesca se debieron a los cultivos con fertilizantes y en el caso de los hogares, el 88 por ciento de las emisiones de NOx procedieron del uso del transporte propio y el 12 por ciento restante, a la calefacción y la climatización.

Por otro lado, las emisiones de partículas de diámetro aerodinámico inferior a 10 micras (PM10) también aumentaron en 2015, cuando llegaron a un 0,5 por ciento más que el año anterior, con 162,1 miles de toneladas.

De estas, también la mayoría (69,1 miles de toneladas) correspondieron al sector de la agricultura y 65 miles de toneladas a los hogares, de las que el 80% fueron emitidas por la calefacción y la climatización. En su conjunto, los dos sectores representaron el 82,7 por ciento del total.

Fuente: La Vanguardia