SALA DE PRENSA

La mayor parte de glaciares del Cáucaso, Europa y oeste de Canadá y EE.UU. desaparecerán en la segunda mitad del siglo

La mayor parte del volumen de los glaciares actuales del Cáucaso, Europea Central, latitudes bajas, oeste de Canadá y Estados Unidos desaparecerían en la segunda mitad del siglo. Así lo indica un informe capitaneado por la Universidad de Zúrich, publicado en Nature. Los glaciares de todo el mundo han provocado una subida del nivel de las aguas oceánicas de 27 milímetros desde 1961: es decir, una media de 0,5 milímetros al año. El deshielo de los glaciares aporta entre un 25% y un 30% a la subida total observada del nivel del mar. Globalmente, el ascenso de las aguas oceánicas se acerca a los 3 milímetros al año según los datos más recientes.

El proceso de derretimiento de los glaciares a causa del calentamiento del planeta ha provocado la pérdida de una masa helada de más de 9,6 billones de toneladas de hielo entre 1961 y 2016.

El estudio de Nature analiza la contribución a este fenómeno de 19 regiones con glaciares incluyendo los de las zonas periféricas de Groenlandia y la Antártida (pero excluyendo sus plataformas o capas heladas interiores).

El resultado de estos procesos de derretimiento ha sido un enorme vertido de agua sobre los océanos. En estos 55 años el ascenso de las aguas se acerca los 0,5 milímetros al año, pero se ha ido acelerando y en la etapa más reciente, desde el año 2006, de manera que en el último quinquenio analizado se sitúa en un milímetro al año.

Aumentos

En los 55 años, el ascenso de las aguas se acerca los 0,5 milímetros al año, pero desde el 2006 se sitúa en un milímetro al año

Las áreas glaciares que han provocado una mayor contribución, en términos absolutos, a la subida del nivel del mar entre 1961 y el 2016 fueron Alaska (con casi un tercio del total), seguida del Sur de los Andes/Patagonia, la periferia de Groenlandia, la zona ártica de Rusia, las áreas árticas de Canadá, las islas Svalbard/Jan Maiden, y el oeste de Canadá y Estados Unidos, por este orden.

Con más de 3.000 gigatoneladas, los glaciares en Alaska fueron los que más contribuyeron al aumento de niveles del mar (un tercio).

Por el contrario, los glaciares del suroeste de Asia fueron los únicos que aumentaron en masa.

Los glaciares de los Alpes europeos, el Cáucaso y Nueva Zelanda también sufrieron pérdidas significativas de hielo; “sin embargo, al jugar un papel menor en lo que respecta al aumento del nivel mundial del mar”, nos explica por correo electrónico Michael Zemp, glaciólogo de la Universidad de Zúrich, autor del trabajo.

Este experto nos explica que las mayores contribuciones a la subida del nivel del mar “provienen de las regiones donde los glaciares han sufrido más el cambio climático y donde tenemos gran cantidad de hielo glaciar, por ejemplo, Alaska, los campos de hielo de Patagonia y la regiones árticas”, reitera Zemp.

Subida acelerada

La subida del nivel del mar que provocaron los glaciares se ha cifrado entre 0,2 y 0,4 milímetros al año hasta el decenio de 1980, pero luego se incrementó hasta situarse en 1 milímetro al año entre el año 2011 y el 2016.

Los cambios en estas masas heladas han sido negativos en todas las regiones según las últimas observaciones (desde el 2006 hasta el año 2016). Sin embargo, la tasa o ritmo de deshielo es desigual.

Ranking en 55 años

Los que han contribuido más han sido los glaciares de Alaska, sur de los Andes/Patagonia, Groenlandia y las zonas árticas de Rusia y Canada

Así, los que registraron una tasa de retroceso más intenso estos últimos años fueron los del sur de América (donde se superan la pérdida de un metro de agua equivalente al año), seguidos de los glaciares del Cáucaso, Europea Central, Alaska y oste de Canadá y Estados Unidos (con retrocesos de 0,8 metros de agua equivalente al año).

Fuente: La Vanguardia