SALA DE PRENSA

El precio del CO2 se triplica y genera cuatro millones de sobrecoste al sector cerámico

El precio de los derechos de emisión se ha triplicado en lo que va de año y genera un sobrecoste de 4 millones de euros en el sector cerámico español, según las estimaciones de la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer).

La patronal recuerda que el sector de baldosas cerámicas es deficitario en derechos de CO2, «la asignación gratuita cubre alrededor del 75% de nuestras necesidades, por tanto cada año necesitamos comprar CO2 en el mercado, de manera que el precio de CO2 afecta directamente a la competitividad de las empresas cerámicas», explican desde Ascer.

Por otro lado, el precio de la electricidad también se ve afectado por el CO2, «de modo que compramos la electricidad más cara, no pudiendo beneficiarnos tampoco de las ayudas que el Gobierno concede a algunos sectores para paliar el impacto del incremento del precio de la luz derivado del coste del CO2», detallan desde la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos.

Desde la patronal azulejera explican que, teniendo en cuenta el mismo déficit de derechos que en 2017, «podríamos estar hablando de un coste de más de 4 millones de euros en lo que va de año adicionales a lo que se venía pagando» derivado del aumento de los derechos de emisión.

«No es posible conocer el déficit de derechos en lo que llevamos de año, pero suponemos que será mayor, pero no es cuantificable de momento», matizan las mismas fuentes de Ascer. La patronal recuerda que «esta cifra solo refleja las condiciones de déficit del ejercicio anterior».

Inversión en eficiencia

Frente a esta situación, la patronal cerámica recuerda que «el sector lleva años invirtiendo en medidas de eficiencia energética como medida de ahorro de costes y fuente de competitividad, y en esa línea vamos a seguir trabajando, si bien es cierto que para alcanzar reducciones de emisiones de CO2 relevantes el sector necesita una cambio disruptivo, ya sea a nivel tecnológico o a nivel de cambio de combustible, que nos permita alcanzar reducciones de emisiones de CO2 que en la situación actual no nos permite alcanzar».

«El precio de CO2 alto perjudica claramente a los sectores exportadores que competimos en un mercado global, con países que no tienen costes ambientales como el CO2», añaden las mismas fuentes.

Más apoyo

Ante esta situación de aumento de costes energéticos, que no sólo se detecta en el precio de los derechos de emisión de CO2, y de pérdida de competitividad en el exterior, la patronal demanda un mayor apoyo a la industria innovadora y que los planes estratégicos pasen del papel a una realidad efectiva.

En este sentido, los costes energéticos son una de las principales trabas en el sector que lo aleja de otros mercados más competitivos, indica Ascer. El propiopresidente de la patronal, Vicente Nomdedeu, ha apuntado recientemente que «la energía es uno de los principales costes para la fabricación de baldosas cerámicas, por lo que es necesario un mercado energético más competitivo y que los peajes recojan exclusivamente los costes relaciones con la operativa del gas».

El impulso de mejores infraestructuras energéticas o el apoyo a la cogeneración, en la que el sector cerámico es pionera, son otras de las demandas de la industria azulejera española.

Fuente: El Mundo