SALA DE PRENSA

El Plan Clima de Barcelona impulsa 242 acciones para reducir un 45% las emisiones en 2030

Destinará 1,2 millones a ayudas directas para proyectos que luchen contra el cambio climático

El Plan Clima del Ayuntamiento de Barcelona impulsará 242 medidas en ámbitos como la vivienda, la movilidad, la economía, el agua, el verde, la energía, la salud, la gestión de residuos y el consumo para lograr una reducción del 45% de la emisiones de gases de efecto invernadero (GEH) por habitante al año en 2030.

En la presentación del Plan Clima, la teniente de alcalde de Ecología, Janet Sanz, ha destacado que las ciudades tienen mucho que decir y mucho por hacer en la lucha contra el cambio climático: «Estamos obligados a ser líderes y poner en el centro las políticas que apuestan por la salud y el desarrollo de las personas».

El comisionado de Ecología de Barcelona, Frederic Ximeno, ha explicado que el Plan Clima también fija como objetivo que la capital catalana sea una ciudad totalmente neutra de carbono en 2050 y lograr la pobreza energética «zero» para alinearse con los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París de 2015.

El proyecto establece cuatro ejes estratégicos: mitigar los efectos del cambio climático y frenar emisiones; adaptar la ciudad; favorecer la justicia climática y priorizar las personas más vulnerables, e implicar y coresponsabilizar la ciudadanía en la lucha contra la contaminación.

REDUCIR LOS VEHÍCULOS PRIVADOS

Ximeno ha explicado que la reducción del 45% de las emisiones respecto a 2005, se realizará a través de reducir la movilidad en vehículo privado motor un 20%; multiplicar por cinco la generación de energía solar, así como la rehabilitación del 20% de los edificios residenciales de más de 40 años.

Asimismo, el Plan Clima también prevé aumentar 1,6 kilómetros cuadrados el verde de la ciudad, que equivale a un metro cuadrado por habitante; acabar con los cortes se suministros energéticos y de agua, y la «inversión pública cero» en empresas del carbón, petrolíferas o gasísticas.

También se marca alcanzar un consumo de agua doméstica inferior a 100 litros por habitante al día, así como fomentar los proyectos ciudadanos colaborativos con 1,2 millones de euros en subvenciones –200.000 euros bianuales– y disponer de un equipamiento cultural sobre sostenibilidad por distrito, entre otras medidas.

En este sentido, se continuarán desplegando bonos sostenibles –35 millones de euros en 2017– para atraer capital nacional e internacional para promover proyectos verdes; se impulsará la banca ética; se iniciará un nuevo programa en investigación en ámbitos vinculados al cambio climático, y se fomentará el consumo responsable.

MÁS ALLÁ DEL MANDATO ACTUAL

«Con el despliegue de este plan y la aplicación de todas las medidas que incluye, el Ayuntamiento prevé que el ritmo de reducción de emisiones se acelerará y permitirá avanzar 20 años alcanzar los niveles necesarios para cumplir con el Acuerdo de París», ha expuesto Ximeno.

Sanz ha criticado que el Gobierno central del PP «no ha apostado» por aquellos proyectos que permiten avanzar en la lucha contra el cambio climático, y ha asegurado que las propuestas del Plan Clima quieren perdurar en el tiempo más allá del mandato actual.

Fuente: La Vanguardia