SALA DE PRENSA

El CO2 atmosférico batirá este año nuevos récords históricos

El co2 atmosférico batirá este año nuevos récords históricos

La concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera se situará este año en nuevos niveles máximos porque experimentará uno de los mayores aumentos anuales jamás registrados y alcanzará un máximo histórico de 114,7 partes por millón (ppm) el próximo mes de mayo.

Ésta es la predicción que realiza el equipo de climatología de Met Office (Oficina Meteorológica del Reino Unido), que destaca en un comunicado difundido este viernes que, aunque las emisiones de CO2 están ya en un nivel récord, «la acumulación de dióxido de carbono en la atmósfera será mayor que el año pasado debido a una eliminación más lenta por los sumideros naturales de carbono», como océanos y bosques.

Met Office vaticina que en 2019 se producirá uno de los mayores incrementos anuales en la concentración de CO2 en la atmósfera desde que en 1958 comenzaran las mediciones. Esta predicción se basa en una combinación de factores que incluyen el aumento de las emisiones antropogénicas de CO2 (es decir, de origen humano) y una reducción relativa en la absorción de dióxido de carbono por parte de los ecosistemas debido a la variabilidad del clima tropical.

El pronóstico de Met Office sugiere que la concentración promedio anual de CO2 atmosférico medido por el obsevatorio de Mauna Loa, en Hawái, será de 2,75 ppm más en 2019 que en 2018, lo que supondría el tercer incremento más alto en 62 años de serie histórica, sólo por detrás de 2015-2016 y 1997-1998, momentos influidos por fenómenos de ‘El Niño’ y, por tanto, con un gran calentamiento del Pacífico.

En la primera década de mediciones, el aumento del CO2 atmosférico fue inferior a 0,9 ppm por año. Desde entonces, el incremento se acelerado a medida que aumentan las emisiones humanas, pero con fluctuaciones relacionadas con cambios climáticos asociados a fenómenos como ‘El Niño’.

Met Office prevé que la concentración promedio de CO2 en 2019 será de 411,3 ppm, con promedios mensuales que alcanzarán un máximo de 414,7 ppm en mayo y disminuirán temporalmente a 408,1 ppm en septiembre, antes de volver a subir al final del año.

UN 30% MÁS DESDE 1958

Los patrones climáticos vinculados a las oscilaciones anuales en las temperaturas del océano Pacífico afectan la absorción de CO2 por parte de los ecosistemas terrestres. En años con un Pacífico tropical más cálido, muchas regiones se vuelven más cálidas y secas, lo que limita la capacidad de las plantas para crecer y absorber el CO2. Lo contrario ocurre cuando el Pacífico está más fresco, como sucedió hace un año.

«Desde 1958, el monitoreo en el observatorio de Mauna Loa en Hawái ha registrado un aumento de alrededor del 30% en la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera. Esto se debe a las emisiones de los combustibles fósiles, la deforestación y la producción de cemento, y el aumento habría sido aún mayor si no fuera por los sumideros de carbono natural que absorben parte del exceso de CO2. Este año esperamos que estos sumideros de carbono sean relativamente débiles, por lo que el impacto de las altas emisiones causadas por el hombre será mayor que el año pasado», explica Richard Betts, del Centro Hadley de Met Office.

Betts comentó que esta predicción es «un recordatorio del impacto humano en el clima». «Al observar las cifras mensuales, es como si se pudiera ver que el planeta ‘respira’ a medida que los niveles de dióxido de carbono disminuyen y aumentan con el ciclo estacional de crecimiento y descomposición de las plantas en el hemisferio norte. Pero el CO2 de cada año es más alto que el anterior y esto seguirá sucediendo hasta que los humanos dejen de agregar CO2 a la atmósfera», sentencia.

Fuente: SERVIMEDIA