SALA DE PRENSA

Cierra sin resultados en Bonn cita preparatoria para Cumbre Clima de Polonia

La primera cita preparatoria para la Cumbre del Clima de Polonia de diciembre concluyó hoy en la ciudad alemana de Bonn tras diez días de negociaciones sin que se lograran establecer las líneas maestras de implementación del Acuerdo de París contra el cambio climático.

Por esa razón, la capital tailandesa, Bangkok, acogerá a principios de septiembre una cita «adicional» que dará «algo más de espacio para concentrarse en los temas del programa de trabajo del Acuerdo de París», anunció en la rueda de prensa final de Bonn la secretaria ejecutiva de la Convención Marco sobre Cambio Climático de la ONU (CMNUCC), la mexicana Patricia Espinosa.

Destacó que en estos diez días, que calificó de «productivos», las delegaciones «mostraron su disposición a participar en debates sustanciales sobre cuestiones sustanciales».

Aunque Espinosa habló de un cierre «satisfactorio» de la cita de Bonn, reconoció que «queda mucho trabajo por delante en los próximos meses», al tiempo que subrayó la necesidad de «mejorar el ritmo de progreso con el fin de lograr un buen resultado» en la Cumbre del Clima (COP24) de Katowice (sur de Polonia) a finales de año.

Dijo ver «una firme voluntad política», pero también «diferentes posturas sobre muchos temas importantes», así como «dificultades técnicas», pero se mostró convencida de que todo quedará superado para poder aprobar en Katovice el programa de trabajo del Acuerdo de París, esencial para su entrada en vigor en 2020.

Para Espinosa es fundamental hallar el «equilibrio justo» para construir un «ambicioso» conjunto de normas así como de directrices que aborden «los intereses, objetivos y preocupaciones» de los diferentes países en todo el mundo.

En tanto, el jefe negociador de la presidencia de la COP23, Luke Daunivalu, hizo un llamamiento al «compromiso absoluto y a centrarse en el trabajo que queda por delante en los próximos meses, «esencial para todas las partes para alcanzar un acuerdo en Katowice», pero sobre todo para aprovechar al máximo la cita adicional de septiembre en Bangkok.

El objetivo es lograr con ello la adopción del programa de trabajo del Acuerdo de París en la COP24 en Katowice este año, la «fecha tope» que se han fijado las partes y que el mundo espera se cumpla, agregó.

«Sencillamente no tenemos tiempo que perder en este trabajo de desarrollo de las directrices de aplicación del Acuerdo de París», cuyo objetivo es frenar el calentamiento global.

Daunivalu se refirió asimismo al denominado «Diálogo de Talanoa» recientemente puesto en marcha, una apuesta de Fiji, país que presidió la COP23 del año pasado, para favorecer que los países se mantengan implicados en el proceso.

Subrayó que «Talanoa» -«un nuevo elemento adicional en el mundo de la diplomacia internacional climática»- no consiste en «imponer a los países lo que tiene que hacer».

«Creo que hemos creado un espacio nuevo e integrador para el intercambio de ideas y un proceso genuino para aprender los unos de los otros que llevará a más ambición y más acción», afirmó.

La cita en Bonn en la sede del organismo de Naciones Unidas para el Cambio Climático (UNCC) ha reunido desde el 30 de abril a representantes de un total de 183 países y de un estado observador y ha contado con 3.420 participantes.

Fuente: La Vanguardia