SALA DE PRENSA

Bruselas teme que se pierda empleo si se impone la reducción del 40% de las emisiones para los coches

Para la Comisión Europea (CE), si se fuerza muy rápido a la industria del automóvil hacia una transición de 0 emisiones, pueden peligrar puestos de trabajo”. Así lo ha asegurado este jueves el comisario europeo de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete, en el marco del Cuarto Foro Nissan por la movilidad sostenible, en referencia al objetivo que se ha marcado el Parlamento Europeo de bajar un 40% las emisiones de los coches en 2030. Esta marca es un 10% mayor al que se había propuesto la Comisión Europea. Según estimaciones de la CE podrían perderse hasta 12.000 puestos de trabajo.

Cañete ha asegurado que el objetivo de la Comisión es “realista”, “ambicioso” y ayudará a la industria para que no peligren los empleos. El comisario ha explicado que en la disputa por ver cual es el objetivo final de reducción de emisiones, hay tres grupos de países: Los Ejecutivos de Europa del Este, que apoyan el objetivo de la Comisión; los indecisos, entre los que se encuentran Alemania y España; y aquellos países en los que apenas hay una industria del automóvil, que apoyan el objetivo más ambicioso del Parlamento Europeo.

“Si el objetivo final es del 40% de reducción de emisiones, harán falta más de 3,3 millones de puntos de recarga en Europa”, aseguró Cañete. Actualmente hay unos 100.000, según datos de ACEA, la asociación europea de los fabricantes de vehículos. Por su parte, en España harían falta más de 300.000 puntos, frente a los 220.000 que se necesitarían si se terminase imponiendo el criterio de la Comisión. “El objetivo es tener claro el objetivo antes de las próximas elecciones europeas”, aseguró el comisario, para poder tener cuanto antes una legislación al respecto.

Cañete ha señalado que España necesitaría en 2030 tener en circulación 280.000 vehículos eléctricos y 2.000.000 de híbridos enchufables, para conseguir bajar en un 30% las emisiones de los gases contaminantes. “Salga lo que salga, habrá que hacer muchas cosas”, ha dicho. A su vez, el comisario ha resaltado que no solo hay que apostar a la electrificación, sino también al origen de esa energía: “No tiene ningún sentido avanzar hacia la electrificación si no es de origen renovable”. Cañete ha explicado que la economía europea necesitará reducir en un 80% sus emisiones de CO2 para lograr los objetivos del acuerdo de París y evitar que la temperatura global suba menos de dos grados.

Nissan apuesta a la movilidad eléctrica

El fabricante de coches japonés Nissan ha celebrado este jueves su cuarto foro por la movilidad sostenible. En él, la firma ha asegurado que colocará 100 puntos de recarga en las principales carreteras de España, uno cada 150 kms. “Sumados a los 100 que ya tiene la marca, permitirá viajar por todo el país”, han dicho desde la compañía. Se estima que en 18 meses estén todas las estaciones de carga disponibles.

“Un 19% de la gente tiene intención de comprarse un coche eléctrico, pero solo lo termina haciendo el 0,8%”, ha dicho Marco Toro, consejero y director general de Nissan Iberia, durante el acto. Este último porcentaje es la cuota de mercado del vehículo eléctrico en España, que ha aumentado sus ventas un 91% entre enero y julio de 2018, respecto al mismo periodo del año anterior, según ACEA, la asociación de fabricantes de coches europeos. “Hemos triplicado las ventas del Nissan Leaf y de la furgoneta eléctrica e-NV200, que se fabrica aquí, en Barcelona”, ha señalado Toro.

El directivo ha resaltado que las comunidades autónomas han hecho avances en sus programas de ayuda a los automóviles de bajas y 0 emisiones. “Hace un año, solo Andalucía, Valencia y Cataluña tenían programas de apoyo al coche eléctrico. Ahora nos congratula ver que todas las comunidades tienen planes de ayuda”, ha añadido Toro, que ha señalado especialmente el caso del País Vasco con su plan PIME, que tiene 494 millones de euros de presupuesto y contempla ayudas a la infraestructura y a la compra de automóviles.

Fuente: Cinco Días